ÉRASE UNA VEZ un director de cine llamado George. George ya era famoso en un lugar conocido como Hollywood por haber dirigido una película de cierto éxito (American Graffiti, 1973). Sin embargo, llevaba ya un tiempo trabajando en el guión de su siguiente película sin conseguir darle el rumbo adecuado. A George le fascinaba la ciencia ficción y tenía en mente llevar a la pantalla una odisea espacial, pero no conseguía escribir un guión que acabara de funcionar. + leer más