Escuelas bosque

Estrenamos blog y lo hacemos hablando de un tipo de proyectos que nos gusta especialmente: las escuelas bosque. También llamadas escuelas al aire libre, este tipo de iniciativas desarrollan sus actividades en plena naturaleza. Aunque algunas disponen de un refugio para cuando el tiempo se pone verdaderamente malo, el 90% del tiempo el aula es el entorno natural.

Para Heike Freire, autora del libro Educar en verde. Ideas para acercar a niños y niñas a la naturaleza, "Tenemos a los niños en espacios cerrados donde creemos que están más seguros y en realidad les imponemos vidas no saludables". Y en efecto, los niños que acuden a estas escuelas padecen menos enfermedades: cuentan con un sistema inmunitario más fuerte y se dan entre ellos menos casos de asma y obesidad que entre la media. Pero además, desarrollan mejor sus habilidades motoras (algo básico para desarrollos posteriores más abstractos), son más creativos y autónomos, aprenden a amar la naturaleza y a respetarla desde pequeños y mejoran su capacidad de observación. Y por supuesto, se lo pasan en grande  -si esto a alguien le parece secundario, igual es que tiene que repetir curso en una de estas escuelas ;-)

Al llegar a primaria, según un estudio de Peter Häfner de la Universidad de Heidelberg, estos niños se caracterizan por seguir mejor las clases, ser más independientes, más pacíficos, resolver mejor los conflictos y tener más imaginación y creatividad.

Aunque parezca que este modelo se ha importado de Alemania, donde existen miles de estas escuelas, España fue pionera en vincular naturaleza y educación. A principios del siglo XX surgieron varias iniciativas, como las Escuelas del Ave María (Granada), la Escola del bosc (Montjuic, Barcelona), la Escola del Mar (playa de la Barceloneta, Barcelona) o la abierta por la Institución Libre de Enseñanza (Dehesa de la Villa, Madrid). Ahora, desde el proyecto Bosquescuela, promovido por la Fundación Félix Rodríguez de la Fuente y Philip Bruchner, de Interprende, se está impulsando la creación de este tipo de escuelas que durante tanto tiempo cayeron aquí en el olvido. Y ya podemos encontrar algunos ejemplos, como el Grupo de Juego en la naturaleza Saltamontes en Collado Mediano, además de muchas escuelas alternativas donde los niños pasan la mayor parte del tiempo en el exterior (como la escuela itinerante El Submarí Lila en Tarragona o Gatzara, en Salt, que realiza sus actividades entre el huerto, la devesa y la biblioteca). Esperamos que pronto haya muchas más.

Y por si queréis ver como es un día en un proyecto así, aquí os dejamos un reportaje emitido por La aventura del saber (TVE2) sobre El Saltamontes.
 Proyecto Saltamontes

Y a vosotros, ¿qué os parece? ¿conocéis más proyectos de este tipo?

Más info:
← Volver