Está destinado a bebés desde que acaban de
nacer hasta a los 6 meses de edad.

Taller práctico para disfrutar junto a tu bebé aprendiendo la técnica para dar masajes.
La piel es el primer lenguaje que tienen los bebés para comunicarse con sus padres, puede parecer difícil de entender por eso te pido que cierres los ojos unos segundos, tomes aire y leas despacito el siguiente texto:
Imagina…
Imagina un mundo en el que haya siempre una constante: el amor.
Imagina que nada más nacer (ya haya sido fácil o difícil, placentero o doloroso) seas puesto delicadamente en el regazo de tu madre.
Imagina ese olor de su cuerpo, esos sonidos familiares que hace su corazón y esa mirada profunda y tierna de tu madre hacia ti.
Imagina que el calor de sus brazos te envuelve en un manto de seda mientras sus dedos se deslizan suavemente por tus mejillas.
Imagina un mundo en el que a diario té sonríen, mecen, cantan y hacen compañía.
Imagina un mundo en el que no exista el miedo o la inseguridad porque la compañía y calor de tus padres te acompaña incluso mientras duermes.
Imagina un mundo en el que cada día recibes una lluvia de cálidas caricias al son de una música melodiosa y con el aroma del aceite recién untado en las manos.
Imagina…
¿Imaginaste? ¿Sonreíste?


Todo depende de ti. Puedes hacerlo posible. El primer lenguaje del amor es la piel.
Por si quieres algo más que explique por qué es beneficioso dar masajes a tu bebé, aquí te dejo algunos motivos:
Alivia el malestar de cólicos y gases.
Facilita el sueño del bebé.
Refuerza su sistema inmunológico.
Proporciona confianza y seguridad.
Ayuda a liberar tensiones físicas y emocionales.
Fomenta el apego seguro.


En Tesoricos, hemos creado un espacio muy especial para ti y para tu bebé. Un lugar donde no tendrás que preocuparte por nada, solo dejarte llevar y disfrutar del roce de la piel de tu bebé y sus preciosas reacciones.
Este taller completo se realiza en un total de 5 sesiones, una cada semana y en cada una de ellas iremos aprendiendo a dar masajes al bebé en cada zona del cuerpo: pies y piernas; abdomen; pecho y brazos; espalda y por último la cara.

La duración de cada sesión es de 60 minutos. El aceite y materiales son proporcionados aquí, solo has de traer a tu bebé, una toalla o mantita que huela a su casa o a vosotros y calcetines para ti.
El masaje se lo da cada madre o padre a su bebé, repitiendo los movimientos que se explican sobre un muñeco. Esto es así porque tú eres quien mejor conoce a tu bebé y porque además la idea es que cada vez estéis más unidos y cómodos con esta preciosa experiencia de dar masajes.

Tesoricos es un espacio creado para los bebés y sus padres, por lo que está permitido llorar, hacer pipí, hacer caca, vomitar, toser, hacer ruiditos, tirarse pedetes, chillar, dormir, comer o cualquier cosa que ellos decidan hacer. Así que podéis estar tranquilos.

Este curso está avalado por la asociación internacional de masaje infantil Iaim y por la asociación Española de Masaje Infantil Aemi; estoy certificada como Educadora de Masaje Infantil por ambas asociaciones.

Comenzamos talleres cada mes.
¡Regálate la experiencia!
Total de sesiones 5.

Masaje infantil para bebés felices

Masaje infantil para bebés felices