Pequeños avances

Aquest contingut està disponible únicament en castellà. Pots accedir a una traducció automàtica aquí.
Sucede con frecuencia que cuando comparto un enlace sobre que en algún país remoto se están creando escuelas Montessori públicas, o que hay provincias en que las escuelas bosque ya son legales, enseguida aparecen comentarios tipo "¿Y aquí donde yo vivo, cuando?" 

Bien, pues la respuesta es sencilla: las cosas no cambian mientras no haya gente dispuesta a invertir energías en cambiarlas -y todo ello, sin tener realmente garantías de que finalmente vayan a alcanzar su objetivo. La escuela es una institución muy conservadora e intentar regenerarla requiere un esfuerzo quijotesco. + leer más