Un día en un ambiente Montessori

Aquest contingut està disponible únicament en castellà. Pots accedir a una traducció automàtica aquí.
Las distintas pedagogías que aparecen en Ludus pueden ser muy diferentes entre sí, pero prensentan aspectos comunes: respetar los ritmos, darse cuenta de que cada niño es diferente, no ofrecer una educación de plantilla... Por eso, en estas escuelas no hay dos días iguales. Sin embargo, nos ha parecido interesante que diferentes proyectos nos expliquen como puede ser un día cualquiera en su espacio, como una buena forma de comprender mejor las particularidades de cada pedagogía. Inauguramos esta serie con un día en el Ambiente Montessori Montepríncipe, de Madrid -muchas gracias a Olga por su colaboración.



La importancia del ambiente preparado en las escuelas que aplican el método Montessori es fundamental, ya que está pensado para el desarrollo físico y psicológico donde el niño tiene siempre oportunidades de aprender. Les proporciona a los niños un lugar para construir su personalidad y su potencial individual, esto se debe, a que está científicamente creado para responder a las necesidades físicas, intelectuales, sociales y espirituales de los niños.
Es muy complicado describir con palabras todo el trabajo que hay en una escuela Montessori, aquí intentaremos resumir lo que es un día en el Ambiente Montessori Montepríncipe sobre todo intentando expresar el respeto hacia el niño, el ritmo, el tiempo, el papel del Guía y del Asistente de enseñanza Montessori. 

08:00-08:30
Abrimos la puerta para recibir a los estudiantes a medida que llegan. Una guía Montessori está en la puerta para recibir al estudiante y sus padres, se dan la mano y ayudan al estudiante a encontrar su cubículo para que puedan sacar y guardar sus zapatos y el abrigo. El asistente Montessori se sienta en círculo para escuchar música instrumental y saluda a los estudiantes uno a uno con una sonrisa y un abrazo y les anima a encontrar un lugar en el círculo y estar sentado con las piernas cruzadas.

08:30-09:00
Una vez que han llegado la mayoría de los alumnos Montessori, comenzamos con una canción que anime a los niños para realizar las actividades de la mañana, unos cuantos juegos con los dedos, revisar qué tiempo hace. Si es necesaria la presentación de alguna actividad en el grupo ese día, lo hacemos en este momento círculo, como por ejemplo cuando hay nuevas actividades de Vida práctica o de arte en los estantes.

09:00-10:00
Por lo general, se les pide a los alumnos que cierren los ojos y piensen en que trabajo les gustaría empezar hoy y cuando han pensado en algo que levanten la mano. La guía camina alrededor del círculo y toca suavemente cada niño en la mano (uno a uno). Es una manera muy tranquila para empezar el día y ayuda a cada estudiante comience el día enfocado y listo para encontrar una actividad para trabajar. 
Mientras los niños trabajan de forma independiente, el guía ofrece presentaciones individuales y de grupo, mientras que el asistente de enseñanza Montessori refuerza las reglas y las rutinas importantes a la clase y ayuda a dispersar los problemas que puedan surgir a lo largo de la mañana.


                       
A partir de esta hora, se les permite a los niños trabajar con los materiales que ya le han sido presentados con anterioridad, o participar en nuevas presentaciones si así lo desea y es oportuno para él o ella. Algunos podrán leer un libro; otro grupo puede conversar entre sí; algunos decidirán observar a otro compañero mientras utiliza un material, un niño que observa el trabajo de sus compañeros es un niño que aprende. Con estas distintas formas de trabajo se les proporciona un ambiente donde tienen libertad, independencia y respeto hacia los demás. 
Un niño que observa el trabajo de sus compañeros es un niño que aprende
          
10:00-10:30
A esta hora, se ofrece espacio para un pequeño almuerzo. Por tal motivo, se prepara todo lo necesario para la comida (poner la mesa, colocar el zumo, las frutas del día, sándwiches). Todo el trabajo lo realizan los niños siempre bajo la supervisión del Guía y del asistente de enseñanza Montessori
                                                                                                             


10:30-10:45
Una de las actividades que se realizan en este momento, tienen que ver con Vida práctica ya que se divide al grupo en dos, un grupo recogerá la mesa y todo lo utilizado para el almuerzo, y el resto del grupo retoma la actividad de forma tranquila, haciendo una actividad en círculo. Volvemos a pedir a los niños que nos digan que actividad les gustaría realizar o retomar. De esta forma, poco a poco se irán levantando los niños a sus actividades. 
Cada semana, se intercambiarán los roles para que todos los grupos realicen las mismas actividades.



10:45-12:00 
Los alumnos vuelven al ambiente preparado para seguir trabajando. La Guía propondrá nuevas actividades que los niños escogerán si son de su interés.


                          
12:00-12:30 
Los niños disfrutarán de este tiempo para salir al patio. Un espacio en el exterior donde tienen a su disposición algunos materiales donde los niños puedan jugar sin peligro y de una forma libre.

12:30-13:45
Será el tiempo de la comida. En el ambiente, se prepara todo lo necesario para la comida (prepara mesas, pone cubiertos,…), cada niño come lo que ha traído de casa. Y comparte la mesa con el resto de compañeros. Es todo trabajo que realizan los niños siempre bajo la supervisión del Guía y del asistente de enseñanza Montessori.
Cuando terminamos todos colaboramos en dejar limpio el ambiente.


                
13:45-15:30 
Es la hora del descanso para los pequeños, si alguno sigue teniendo energía para seguir trabajando, no hay problema, las salas están separadas y podrán volver al ambiente preparado para seguir trabajando. La Guía propondrá nuevas actividades que los niños escogerán si son de su interés.



15:30-16:00
Los alumnos vuelven a disfrutar de un tiempo de patio. Recordemos que el juego y todos los aspectos que lo componen son el principal trabajo del niño a estas edades. Aquí,  asistente y Guía tienen el papel de observadores e intervendrán en caso de surgir conflictos que los niños no sean capaces de solventar con las herramientas de las que disponen. Si deben intervenir es siempre teniendo en cuenta al niño y su aprendizaje.

16:00
Para finalizar el día, todo el mundo se sienta en la alfombra en círculo para la hora del cuento. La guía Montessori leerá un cuento, mientras que el asistente de enseñanza Montessori está a la puerta esperando la llegada de los padres. Tan pronto como llega uno de los padres, el maestro pide el nombre del niño para llegar a la zona de cubículo para estar listo para ir a casa. Una vez que el estudiante está vestido y listo para irse,  el Guía se despide de forma alegre y  reconfortante. Abre la puerta para asegurarse de que el niño va directamente a sus padres. La hora del cuento es una manera agradable de terminar el día y hace que la hora de salida tranquila y relajante.

La escuela Montessori es un lugar donde los niños van a vivir su propia vida libremente de acuerdo con sus propias leyes de desarrollo, dentro de los límites que dicta el bien común y sin intervención directa del adulto


¿Tú también quieres explicar cómo es un día en tu proyecto?

Si tú también quieres contarnos como es un día en tu proyecto, contáctanos

← Volver