«La escuela no tiene más que un problema: los chicos que pierde.»

This content is only available in Spanish. You can read its automatic translation by clicking here.
El 26 de junio de 1967 fallecía en Florencia Lorenzo Milani, un sacerdote de ideas progresistas que pronto chocó con las altas jerarquías eclesiásticas. "Desterrado" a Barbiana, el párroco decidió transformar las vidas de los niños de esta aldea perdida a través de la educación. Muchas de sus ideas, entonces revolucionarias, son compartidas hoy por las escuelas más inclusivas e innovadoras: suprimir los exámenes, no dejar a ningún niño atrás, ayudar a desarrollar una mirada crítica investigando a partir de distintas fuentes, rechazar una educación al margen de la vida. + leer más