«Como es sabido y no recordado, escuela viene de ocio»

Tal día como hoy de 1991 nos dejaba la filósofa María Zambrano. Hija de maestros y profesora ella misma en el Instituto-Escuela, no es de extrañar que dedicara parte de sus reflexiones a la educación, la manera en que el ser humano va haciendo suya la cultura de la sociedad en la que vive inmerso a la vez que encuentra su vocación. La tarea del maestro implica para Zambrano encontrar un equilibrio entre guiar y permitir el desarrollo de la propia personalidad. + leer más