Para gustos, los colores

Aquest contingut està disponible únicament en castellà. Pots accedir a una traducció automàtica aquí.

Mapa Ludus Pedagogas alternativas

¿Has pasado últimamente por el mapa de Ludus? Da alegría verlo: no sólo por la cantidad de nuevos proyectos que han surgido en los últimos meses, sino además, porque está mucho más colorido.

A las pedagogías con las que ya contábamos -Educación Libre/Viva, Waldorf, Montessori y Otras (que son sobre todo escuelas que trabajan por proyectos)- hemos añadido nuevos enfoques pedagógicos: Reggio-Emilia, Amara-Berri, Educación democrática, Escuelas-Bosque y Comunidades de Aprendizaje. La razón es que cada vez hay más proyectos, y además, cada vez son más variados. Por eso, para ayudar a las familias a realizar su selección, hemos incluido más enfoques y los proyectos pueden incluir ahora más información, como horarios, ratio, cuota mensual o si cuentan con plazas disponibles.

Proyecto Supporter

En algunos proyectos
 podréis ver, además, fotos, vídeos y su agenda con los próximos eventos -como jornadas de puertas abiertas- que realizarán. Esperamos que toda esta nueva información os sea útil para encontrar la escuela que estáis buscando. Pero recordad, también, que el objetivo de Ludus es ayudaros a realizar una primera selección, basada en vuestras preferencias en cuanto a pedagogías o vuestro lugar de residencia. Ni más, ni menos. Luego, será vuestra tarea ir a conocer de primera mano los proyectos, pedir a familias que ya llevan tiempo allí que os cuenten su experiencia, hablar con los educadores... No tengáis miedo de preguntar, no es una decisión cualquiera elegir una escuela. En Tigriteando podréis encontrar una lista de cuestiones para preguntar en las jornadas de puertas abiertas que os puede inspirar.  

No os quedéis con dudas por vergüenza, investigad. Sed también sincer@s con vosotr@s mism@s, porque eso de respetar los ritmos suena muy bonito, pero si a determinada edad vuestro hijo/a no sabe leer... ¿os sentiréis decepcionados con la escuela? ¿pensáis que los niños tienen que aprender siguiendo sus intereses, pero si no se interesan demasiado por el inglés, os preocuparéis? Es complicado salirse del paradigma en que nos han educado y de las convenciones que todavía rigen para la mayor parte de la sociedad -y sí, también para los abuelos. Por eso, es importante hacerse antes estas preguntas e investigar cómo trabajan el tema del directivismo, las inteligencias múltiples o los ritmos las diferentes corrientes pedagógicas y los distintos centros, porque podéis encontrar muchas diferencias entre ellos. Cada familia tiene sus preferencias, lo importante es ser consciente de ellas. Quizá buscáis una escuela diferente, pero tampoco tanto; que sea parecida a la tradicional, pero más amable. O al revés, habéis visto un colegio que afirma trabajar por proyectos y sin deberes, y al final se trata de fichas disfrazadas de proyectos -y hay deberes, pero se les llama retos. Este tipo de cosas se pueden averiguar antes de estar ya matriculados.

En cualquier caso, tened en cuenta que la escuela perfecta no existe. Sencillamente, porque la perfección no existe. Es una perogrullada, pero a veces lo olvidamos y nos dejamos paralizar por exigencias demasiado elevadas -es fácil creárselas si acudir a determinado proyecto os supondrá renuncias a nivel económico, hacer una mudanza... No hay que olvidar que todo lo que merece la pena en la vida está en continua construcción. Que vosotros seréis parte de la escuela y por tanto, seréis también parte de como se irán resolviendo los conflictos, los imprevistos y el encaje de las distintas piezas que componen cada grupo humano.

Y por último, pero no menos importante, recordad que la educación comienza en casa. Que si queréis que vuestros hijos sean capaces de desarrollar el sentido crítico, de atreverse a experimentar, a contemplar los errores como parte de un aprendizaje, o a tener siempre un plan B, vosotr@s mism@s deberéis ser ejemplo de todo esto. No busquéis fórmulas mágicas ni gurús que os digan qué pedagogía es la que más os conviene, ni agoreros que os garanticen que sólo los niños que se matriculen en su escuela se salvarán en ese futuro incierto que nos espera... Tampoco les contagiéis a vuestros hijos vuestros miedos sobre lo que se van a encontrar en el cole, porque igual luego ellos van y están encantadísimos. Las madres y los padres somos su principal referente. Si queremos que crezcan con alegría y capaces de pensar por sí mismos, debemos ser ya un ejemplo de esto.

Gracias a Laura, a Manel y a Noe por las conversaciones que compartimos ayer.

Actualiza tus datos

Si eres el responsable de un proyecto y quieres añadir los nuevos datos que ahora se pueden incluir en Ludus, accede como siempre desde INICIA SESIÓN. Si has olvidado tus claves, sigue las instrucciones que encontrarás aquí.

¿Dudas, comentarios, sugerencias? Contáctanos.

← Volver